El futuro de las escuelas de Solvay

Según parece, tal como denuncia la Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT), Solvay no tiene intención de renovar la cesión de sus antiguas escuelas al Ayuntamiento de Torrelavega y está buscando nuevos actores interesados en dotar de nuevos usos a este centenario equipamiento educativo.

En los casi veinte años que han transcurrido desde su cesión, el ayuntamiento torrelaveguense ha sido incapaz de encontrar un uso cultural o recreativo para este interesantísimo ejemplo del paternalismo industrial de Cantabria. Si bien durante un tiempo funcionó como depósito del archivo municipal, al que acudí durante unos días cuando estaba investigando sobre la vivienda obrera en Cantabria, desde hace varios años se encuentra prácticamente abandonado.

La noticia puede suponer una decepción para algunos, como la ACPT que ha presentado en los últimos años algunas atractivas propuestas para su reutilización, pero tal vez sea la única salida para frenar el deterioro de este edificio. En este sentido, esperamos que las conversaciones que se han iniciado recientemente fructifiquen y a corto plazo se dote a las escuelas de Solvay de un nueva actividad.

Escuelas de Solvay en Barreda

Escuelas de Solvay en Barreda

http://www.eldiariocantabria.es/articulo/cantabria/acpt-denuncia-ciudad-perdera-escuelas-solvay-incompetencia-ayuntamiento-darles-uso-cultural/20170131190507025110.html

ACPT denuncia que la ciudad perderá las escuelas de Solvay por la “incompetencia” del Ayuntamiento para darles un uso cultural

“Se consuma así el capítulo final de un despropósito cuyo desenlace no era difícil de intuir y del que ya habíamos advertido”, dice la formación.

ACPT ha denunciado que Torrelavega perderá las escuelas de Solvay por la “incompetencia” del Ayuntamiento para encontrar un uso cultural a un complejo que “ha mantenido vacío durante casi una década”.

La formación ha señalado que Solvay no tiene intención de renovar el acuerdo firmado en 1998 para la cesión de sus antiguas escuelas al Ayuntamiento, y la empresa mantiene conversaciones tanto con el Gobierno autonómico como con la Universidad de Cantabria, “en las que el gobierno municipal no parece estar teniendo ningún papel relevante” –dice– para dar un nuevo uso a unas instalaciones que se encuentran en un “precario” estado de conservación. “Se consuma así el capítulo final de un despropósito cuyo desenlace no era difícil de intuir y del que ya habíamos advertido”, ha denunciado en un comunicado de prensa.

El edificio, que se construyó en 1914 sobre una parcela ajardinada al modo de los campus anglosajones, se encuentra recogido en el Plan Especial de protección y catalogación del patrimonio arquitectónico de Torrelavega con un nivel de protección ambiental grado I que “paradójicamente” –dice ACPT– incluye entre sus disposiciones la obligación municipal de fiscalizar con especial atención el correcto mantenimiento del edificio. El convenio firmado en noviembre de 1998 establecía que la cesión gratuita respondía a la necesidad municipal de un edificio adecuado para el desarrollo de actividades culturales y recreativas, actividades “inexistentes en los últimos años, sin que se contemplasen otros posibles usos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s