Propuesta para distinguir el antiguo depósito de tabacos de Santander (hoy Biblioteca Central) como lugar de memoria histórica

Siempre se comenta entre los expertos la multiplicidad de usos que pueden tener los antiguos edificios industriales, pero sin duda ser cárcel franquista es la más abominable de todas. No obstante, el edificio merece tener una placa que recuerde su abyecto pasado.

Antiguo depósito de tabacos de Santander

Antiguo depósito de tabacos de Santander

http://www.eldiariocantabria.es/articulo/cantabria/biblioteca-central-lugar-memoria-historica-cantabria/20151203121651005810.html

Distinguir el edificio de la Biblioteca Central y Archivo Histórico -la antigua Tabacalera-, como lugar de memoria histórica, a través de una placa en honor de las víctimas del franquismo en Santander y Cantabria. Esa es la propuesta que ocho organizaciones de la región han trasladado al Gobierno a través del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, quien ha considerado “adecuada” la propuesta por su “alto valor simbólico y pedagógico”.

Las organizaciones de las que ha partido la iniciativa son el PSOE (Grupo Regional de Memoria Histórica), UGT, CCOO, CNT, Partido Comunista (PCE), Asociación Héroes de la República y la Libertad, Asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE) y la Plataforma Ciudadana de Cantabria por la Tercera República.

Portavoces de estos colectivos han destacado este miércoles en rueda de prensa que la antigua Tabacalera es un lugar “idóneo” para este “reconocimiento simbólico” puesto que el edificio fue utilizado  durante la represión franquista como prisión, “centro de exterminio y cuando menos de infinitos sufrimientos”.

Y han reclamado la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, una norma que “no es todo lo buena que quisiéramos” pero suponía “avances”, y que se está “incumpliendo premeditadamente”, han denunciado. Así, han pedido la eliminación de todos los nombres franquistas que perviven en la comunidad autónoma y han sugerido que también habría que distinguir como lugar de memoria histórica el seminario de Corbán, donde también hubo “miles de presos”.

Todos ellos han calificado como “un primer paso” esta solicitud conjunta al Gobierno, que han trasladado personalmente esta tarde al consejero de Educación, Cultura y Deporte, el socialista Ramón Ruiz.

Y han reclamado una política de memoria histórica que permita “hacer justicia, establecer la verdad y una reparación justa a las víctimas”.

Según manifiestan los representantes de estos colectivos se trata de “un primer paso” para otras actuaciones necesarias para “restablecer la memoria histórica”, como la ubicación “en el lugar más adecuado del Mapa de la Represión Franquista en Cantabria, la inclusión de estos conocimientos en la educación o la aprobación de una Ley de Memoria Histórica de Cantabria como las que están elaborando en otras Autonomías”.

Los grupos promotores de la recuperación de la memoria histórica quieren “cerrar una herida durante tantas décadas abierta, sin pretensiones de revancha ni venganza, sin sectarismo”. Por el contrario, consideran que “nuestra sociedad democrática tiene una deuda impagable con aquellas víctimas, que defendían los valores de justicia, libertad, igualdad y pluralismo.., unos valores que nuestra generación ha conseguido recuperar como básicos de nuestro sistema jurídico y son los que inspiran nuestra Constitución”.

Isidro Cicero (PSOE), Asunción Villalba (UGT), Damián García (CCOO), Marisol González (AGE), Fidel Manrique (CNT), Beatriz Sainz (Plataforma Ciudadana por la Tercera República), Antonio Hontañón (Héroes de la República) y el concejal de IU en Santander Miguel Saro, en representación del PCE, han participado en esta rueda de prensa en la que han relatado cómo entre 1937 y 1944, el edificio de Tabacalera fue destinado a confinar a muchos de los 50.000 hombres y mujeres hechos prisioneros por las tropas de Franco en Cantabria.

Y han denunciado que hubo “miles de asesinatos, personas desaparecidas y niños raptados”, en lo que han definido como “un disparate histórico impresionante”. Según sus cálculos, entre 6.000 y 8.000 personas estuvieron confinadas en este edificio que “cumplió una función clave sirviendo de cárcel, depósito de personas y frecuentemente, de antesala para la ejecución o la salida forzada hacia campos de concentración y batallones de trabajadores”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s