También estorba la verja modernista del Dique de Gamazo

Cuando parecía que no era posible desmantelar aún más el Dique de Gamazo, Plataforma DEBA anuncia en su blog que se pretende retirar parte de la verja modernista que rodeaba el conjunto para permitir el paso hacia la “duna escalonada”. Si se llega a producir este atentado el ultraje a este importante elemento del patrimonio industrial santanderino alcanzaría unas dimensiones inusitadas, porque conviene recordar que el Dique de Gamazo está protegido como BIC, incluyendo también su verja.

La verja modernista que se pretende retirar

La verja modernista que se pretende retirar

Por su interés reproducimos el comunicado que la Plataforma DEBA ha publicado en su recomendable blog:

http://pdeba.blogspot.com.es/2013/02/el-proyecto-de-la-duna-escalonada.html?spref=tw

En fechas recientes, el Ayuntamiento de Santander ha manifestado su disposición a retirar parte de la verja que forma parte del “bien de interés cultural”, constituido por el dique de Gamazo, con el fin de “abrir al público” el paso a la polémica “duna escalonada”, así como para facilitar el tránsito de camiones destinados a la obra.
Cabe recordar, que el 29 de noviembre de 2.001 el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte declaró “bien de interés cultural”, con categoría de monumento, al dique de Gamazo, situado en la zona de San Martín de Bajamar de Santander. En la delimitación del bien, se incluyen hacia el lado norte, la caseta de máquinas, la verja de hierro forjado de estilo modernista y su base de piedra junto con la acera colindante.
Si la ejecución de la duna constituye ya de por sí una obra tan innecesaria como costosa, la eliminación de parte de la verja modernista del monumento a conservar y proteger del dique de Gamazo, supone una agresión ilegal al patrimonio histórico de la ciudad por parte de las administraciones que debieran preservarlo. El Ayuntamiento de Santander, el Gobierno de Cantabria y la Autoridad Portuaria en su huída hacia adelante en la gestión del frente marítimo, no reconoce límite alguno. Ni siquiera la propia ley.
El empeño en realizar la duna aún a costa del dique de Gamazo, supone apostar por la continuidad de la devastadora política urbanística mantenida en los últimos setenta años, caracterizada por la destrucción sistemática de todo monumento o vestigio relevante del pasado hasta haber conseguido la eliminación de la memoria histórica de la ciudad, dejando sumida a Santander en el caos de las ocurrencias urbanísticas improvisadas, cortoplacistas y a beneficio de unos pocos particulares.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s