Se somete a información pública el expediente para la declaración como BIC del cargadero de Orconera

Buena noticia para el patrimonio minero de Cantabria.

Hoy ha sido publicado en el Boletín Oficial de Cantabria que, continuando con la tramitación del expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural a favor del Cargadero de Orconera o Puente de los Ingleses, se somete a su información pública durante el plazo de un mes.

P1190531

http://www.europapress.es/cultura/noticia-informacion-publica-expediente-declaracion-cargadero-orconera-bien-interes-cultural-20130123094004.html

 SANTANDER, 23 Ene. (EUROPA PRESS) –

La Dirección General de Cultura de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria ha sometido a información pública el expediente para declarar Bien de Interés Local el ‘Cargadero de Orconera o Puente de los Ingleses’, en el municipio de El Astillero.

Según consta en el anunció, consultado por Europa Press, el expediente, que se encuentra en tramitación, se somete por el plazo de un mes a información pública para que quienes tengan interés en el mismo puedan examinarlo en el Servicio de Patrimonio Cultural de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y formular las alegaciones que estimen procedentes.

El cargadero de Orconera, situado en la ría de El Astillero, se inauguró en 1894 y ha permanecido en pie desde entonces y hasta la actualidad con una única reforma realizada en 1902. Es, por tanto, el “símbolo” de la época de las explotaciones mineras en la Bahía de Santander y la Sierra de Cabarga.

El embarcadero o cargadero estaba constituido por una alineación recta compuesta de tres partes: según el proyecto original, una línea de muros de 45 metros sosteniendo un terraplén interior, un paso superior al ferrocarril de Santander a Solares con 12 metros de longitud a la altura reglamentaria y el embarcadero propiamente dicho, de 66,50 metros de longitud, 6,50 metros de ancho y 8,30 metros de altura, respectivamente, sobre el terreno de la marisma.

La maniobra en el muelle era sencilla: los trenes que llegaban de los lavaderos se detenían al llegar al cargadero, descomponiéndose, marchando los vagones solos por la vía superior hasta el basculador donde se vaciaban. Una vez descargados, tomaban la vía inferior marchando solos por la pendiente que tenía para formar en una pequeña vía el tren de vuelta a los lavaderos.

El incremento del tráfico de minerales en la ría de El Astillero en el año 1902 imponía la necesidad de aumentar la capacidad de las vagonetas que transportaban el mineral y, por tanto, aumentaba el peso muerto de aquéllas y la carga que transportaban. De ahí la necesidad de reforzar el cargadero en consonancia con las nuevas cargas que había de soportar.

Los refuerzos se redujeron a la colocación de una viga longitudinal según el eje del cargadero, de varias viguetas transversales, dos en cada apoyo, y el establecimiento de una acera volada sostenida por ménsulas y destinadas al tránsito de peatones.

El cargadero permaneció prácticamente invariable hasta la década de 1970, en que se sustituyeron las vagonetas por una cinta transportadora, para lo cual se instaló en su cabeza una caseta que albergaba el motor que la hacía funcionar.

Es, por tanto, el que más tiempo ha permanecido en funcionamiento, lo que ha permitido su conservación en muy buen estado. En 1994 fue restaurado con motivo de las obras de la autovía del Cantábrico.

Las escasas transformaciones a lo largo de un tiempo de uso tan dilatado son prueba de la calidad del proyecto. También debe destacarse la escasez de ejemplos de este tipo de construcción o instalación.

Constituye uno de los pocos ejemplos (junto a algunos mercados y puentes) de la arquitectura del hierro y la tecnología que le es propia. Debido a su posición sobre la ría, se convierte en un hito visual de la comarca.

Entorno de protección

El cargadero es el último elemento de un conjunto industrial de transporte de material, del cual formaba parte. Está situado en un espacio alterado debido al paso de la autovía. El territorio actual asciende y desciende para cubrir el curso de la autovía del Cantábrico, modificando el entorno del cargadero y por tanto la percepción que de él se tiene, tanto en las visiones lejanas desde el otro lado de la ría, como las perspectivas a lo largo de la costa donde se ubica.

Atendiendo a estas peculiaridades, la delimitación del entorno de protección recoge el área necesaria para conservar los valores paisajísticos del cargadero a una escala territorial y controlar su relación con el núcleo urbano de El Astillero como fondo visual.

En concreto, el entorno comienza en el extremo sur del túnel de la autovía del Cantábrico a su paso por El Astillero. Desde el vértice oeste de la boca del túnel, se une en línea recta con el vértice sureste de una edificación y continua en dirección norte hasta alcanzar la calle Fernández Hontoria.

Desciende por ella para alcanzar el vértice suroeste de una  construcción, recorre las fachadas sur y este y, desde el vértice noreste, se une perpendicularmente a la línea de litoral.

Finalmente recorre la costa hasta llegar al puente que une El Astillero con Marina de Cudeyo y, desde este punto, sigue el puente en dirección oeste y, tras el trazado de la autovía en dirección norte, para alcanzar el túnel de la autovía y, por tanto, cerrar la delimitación.

Cargadero Orconera

Entorno de protección. Fuente: http://www.europapress.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s