Derribo del último chalet de Orconera en Luchana

Aunque el propósito de nuestro blog es únicamente hacernos eco  de los temas relacionados con el patrimonio industrial de Cantabria, no podemos dejar de lado las agresiones que se producen en nuestro entorno más cercano, especialmente cuando, como en el caso que nos ocupa,  están íntimamente relacionados con nuestra región.

El mes pasado de abril fue derribado el último de los chalets construidos por la Orconera Iron Ore en Luchana.

El último chalet antes de su derribo. Fotografía AVPIOP.

Desde su constitución en 1873 la Orconera fue la compañía minera más importante de la vecina provincia de Vizcaya, tanto en cuanto la producción de mineral como en la mano de obra empleada. En 1896 esta compañía desembarcó en Cantabria para la extracción de mineral de la ricas concesiones que José Mac Lennan había reconocido y puesto en explotación en la zona de Cabarga. Su presencia en Cantabria se prolongó durante 93 años, hasta que en 1989  sus minas cerraran y fueran rehabilitadas para albergar el actual Parque de la Naturaleza de Cabárceno. En este tiempo también se convirtió en el referente de la minería del hierro en Cantabria.

Por tanto, el derribo del mencionado chalet de estilo inglés que había sobrevivido a la primera devastación ocurrida en 2007 también nos afecta, por cuanto supone la desaparición de uno de los elementos más interesantes del patrimonio industrial vizcaíno y cierta medida también de nuestro patrimonio.

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP) ha intentado por todos los medios que este último vestigio del barrio inglés de Luchana no desapareciera, pero finalmente las administraciones competentes no lo han querido conservar. Desde estas líneas debemos agradecer a nuestros compañeros este esfuerzo, que hoy no ha obtenido el resultado deseado pero que no puede oscurecer la encomiable labor que llevan desempeñando durante los últimos 25 años.

En su página web la AVPIOP ha preparado un exhaustivo dossier no sólo acerca de la historia de los chalets sino también sobre las actuaciones emprendidas para su conservación.

Es lamentable que elementos tan interesantes del patrimonio industrial desaparezcan por la falta de sensibilidad de la Administración. En Cantabria, la impronta del pasado industrial es desde luego más débil que en Vizcaya, pero también nos encontramos con la desidia institucional y con el desprecio hacia estos vestigios de nuestro pasado.

Copiemos de nuestros vecinos los aspectos positivos y no estas desgraciadas actuaciones.

Aprovechamos este momento para felicitar a la AVPIOP por su 25 aniversario y agradecer los detalles que tuvieron durante la celebración de su aniversario con sus vecinos del Occidente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s